La causa del síndrome de piernas inquietas, el bruxismo y las migrañas podría ser común

  • ¡Inscríbete!
    • Síndrome piernas inquietas
    • Alrededor de la mitad de los pacientes con síndrome de piernas inquietas (SPI ) que acuden a una consulta de neurología también son calificados para el diagnóstico del bruxismo y de migraña, lo que sugiere una posible causa común para estos trastornos, según dijo un investigador durante la reunión anual de la American Academy of Neurology.

       

       Bruxismo, migrañas, síndrome de piernas inquietas

       

      Entre los 470 pacientes con SPI que completaron un cuestionario de 35 ítems sobre estos y otros aspectos de su salud, David Dickoff, del Hospital Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, dijo:

      • El 60 % dijo que friccionan o apretaban los dientes por la noche.
      • El 83 % reportó haber sido diagnosticado con migraña.
      • El 52% de los pacientes con SPI dijo tener además las dos condiciones, bruxismo y migrañas

       

      [¿Has completado ya el estudio online que estamos llevando a cabo sobre los conocimientos, las actitudes y los comportamientos de los pacientes en relación con el cuidado de su salud? Si aún no eres miembro de redpacientes también puedes participar ¡Adelante, completa el cuestionario!]

       

      Dickoff dijo que la alta proporción de pacientes que informaron de padecer tanto el SPI como la migraña sugiere una etiología común, que, especuló, podría ser un gen .

       

      Dijo que la última posibilidad fue apoyada por otro hallazgo en el estudio, que el 47 % de los pacientes con SPI también reportó antecedentes familiares de cefalea. Señaló que el 8% reportó tener al menos un familiar de primer grado con las tres condiciones, y el 24% tenía familiares cercanos con dos de las condiciones .

       

      Dickoff argumentó que el SPI y el bruxismo puede ser en realidad el mismo trastorno, de manera que el bruxismo puede ser considerado el síndrome de mandíbula inquieto. En un estudio que él presentó a principios de este año con el mismo grupo de pacientes en la reuniçon anual de la  Academia Americana de Neurología, alrededor de tres cuartas partes de las personas con ambas enfermedades tuvieron una reducción en los síntomas de bruxismo cuando recibieron fármacos agonistas dopaminérgicos para el SPI .

       

      En el estudio participaron un total de 870 pacientes con SPI que completaron, al menos parcialmente, el cuestionario. El diagnóstico de SPI se hizo de acuerdo con los criterios establecidos por el Grupo de Estudio de Síndrome de Piernas Inquietas Internacional (IRLSSG) y con confirmación electromiográfica adicional. Dickoff dijo que había confirmado los informes de la migraña en el grupo con su propio examen .

       

      Aunque los criterios del IRLSSG se refieren únicamente a las piernas, Dickoff hizo hincapié en que muchos pacientes reportaron síntomas casi idénticos en sus brazos también. Cuando se les preguntó que recordasen sus síntomas al principio aparición de la enfermedad, el 41% indicó que los brazos se habían visto afectados, tanto por sí solos o en combinación con síntomas en las piernas .

       

      El investigador señaló que las manifestaciones del brazo podrían confundirse fácilmente con el síndrome del túnel carpiano, y que 43 de los pacientes habían recibido tratamiento quirúrgico sobre esa base.

       

      En total, 236 de los pacientes en el estudio informaron de que habían tenido una cirugía para aliviar algún tipo de dolor, con sólo la mitad de los que reportaron los resultados diciendo que el tratamiento había sido beneficioso, dijo Dickoff .

       

      Fuente: MedpageToday

       

      ¿Habéis padecido migrañas o bruxismo desde que os diagnosticaron síndrome de piernas inquietas?, ¿pensáis que podrían tener relación? Podéis dejarnos vuestras experiencias en este post y si aún no formas parte del grupo ¡Únete, a qué esperas!

       

      Otras noticias de interés:

      ¿Cómo afecta el síndrome de piernas inquietas al día a día de los pacientes? 

      Finalizada la revisión del balance beneficio-riesgo de trimetazidina: desaconsejan su uso en síndrome de piernas inquietas 

      Los pacientes que padecen síndrome de piernas inquietas apenas duermen una media de tres horas diarias 

      Un estudio asocia padecer migrañas con el síndrome de piernas inquietas 

      Continúa leyendo en el grupo

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa