la búsqueda incesante

Síndrome fatiga crónica
Anónimo
Anónimo

Recuerdo el día y la hora en que empecé a sentirme mal. Era el 16 de noviemmbre de 2009. A la 1 de la tarde, estando en el trabajo, comencé a sentir unos síntomas parecidos a la gripe: malestar general, cansancio, sensación de fiebre...Como era la época en que comenzaron los caso de gripe A me fui a casa pensando que la habría pillado, pero no se manifestaron los síntomas típicos de la gripe sino otros diferentes: un agotamiento sin motivo, las piernas no me sostenían hasta el punto de caerme en dos ocasiones y un malestar tan intenso y extraño como nunca había sentido, hasta el punto de tener que acudir al servicio de urgencias. allí me hicieron todas las pruebas rutinarias y no hallaron nada relevante. Acudí entonces al médico de cabecera quien me remitió al neurólogo. Tras muchas pruebas y análisis tampoco se detectó nada. Mi sentimiento de frustración era enorme. Nadie entendía qué me pasaba y menos aún yo. Mi actividad diaria se redujo hasta el punto de estar de baja laboral durante 10 meses y apenas hacer nada en casa, apenas salía, sólo a los médicos. Familia y amigos ejercían una presión involuntaria al preocuparse por mi salud sin tener respuesta. Acudí a un especialista en medicina interna que diagnosticó una enfermedad psicosomática, causada por la edad, los hijos que vuelan del nido, etc... me sentí realmente mal, tratada como una histérica menopáusica quejica. Este gran especialista me derivó al psiquiatra, al que ya acudía desde hace años por una depresión. Su diagnóstico fue claro: no era psicosomático.Yo había investigado por mi cuenta y había encontrado una enfermedad en la que encajaban perfectamente todos mis síntomas: el síndrome de fatiga crónica, por lo que acudí a un reumatólogo quien lo verificó, pero a falta de pruebas objetivas se limitó a diagnosticar mialgias con síntomatología compatible a SFC. Después de dos años por fin obtuve un reconocimiento de que era un problema físico, crónico y sin tratamiento conocido. Actualmente mi vida está limitada: trabajo-casa-trabajo. Si además de trabajar se me ocurre salir por la tarde, se reinicia la espiral de dolor, agotamiento, baja laboral. He aprendido a convivir con este mal y a eperar que algún día se encuentre un tratamiento adecuado y a que por fin se sepa cual es su origen.

Por otro lado, estas iniciativas de reunirnos me parecen muy adecuadas y doy las gracias a sus promotores.

¿Quieres añadir tu caso o leer los comentarios? Únete a redpacientes y participa.

Casos relacionados

  • Agotada, quiero volver a mi vida normal

    Síndrome fatiga crónica
    Anónimo
    Anónimo

    Buenos días. Soy nueva en este foro. Os cuento mi caso. Hace unos meses, en febrero de este año me sometí a un tratamiento de fertilidad. Puesto que soy baja respondedora, las dosis que me dieron eran muy superiores a las normales. Durante el tratamiento me empecé a sentir muy agotada, me salía urticaria por la cara, y poco a poco fui perdiendo la energía. Recuerdo que la semana después de[...]

    Leer más

  • fibromialgia y fatiga cronica

    Síndrome fatiga crónica
    Anónimo
    Anónimo

     

    Hola:

    Me llamo Isabel  tengo 40 años y padezco fibromialgia , me la diagnosticaron en el año 2005 aunque llevaba ya tiempo con la enfermedad desde que tenía 25 años para ser exactos por lo menos con esa edad comencé a sentirme mal y poco a poco cada vez peor . Pase por un sinfín de doctores de los últimos rehabilitación de allí me derivo al reumatólogo y me llego el diagnostico.  Por fin[...]

    Leer más

  • No vivo,sobrevivo

    Síndrome fatiga crónica
    Anónimo
    Anónimo

    Tengo 36 años,soltera con un niño de 6.En los ultimos dos años mi estado se ha agrabado hasta el punto de reducir en un 50% o mas mi actividad fisica,reduciendo igualmente mi calidad de vida.

    Llevo vagando por las consultas de los medicos desde los 20 ,y la respuesta siempre era similar: la analitica indica valores normales,haz ejercicio,xome sano,...Finalmente,hace un año,mi ultima doctora[...]

    Leer más