Cómo fue mi paso por la unidad del sueño

  • ¡Inscríbete!
    • Apnea del sueño
    • Hace unas semanas preguntamos a uno de nuestros miembros, franciscomb, si podía contarnos la experiencia de su paso por la unidad del sueño, el espacio donde realizan las distintas pruebas indicadas para diagnosticar una dolencia como la apnea del sueño. Nos dejó este relato, y os animamos a que dejéis el vuestro en la sección de Casos como el tuyo. Aquí tenéis un enlace para ello. O también podéis dejar vuestras impresiones en los comentarios.

       

      [Si quieres unirte a redpacientes y participar en este grupo, ¡únete, es gratuito y anónimo!. Es gratuito]

       

      CÓMO FUE MI PASO POR LA UNIDAD DEL SUEÑO 

      Mi mujer fue la primera en advertirme. De siempre he roncado, y aunque ella se acostumbró, qué paciencia tiene conmigo, últimamente estaba preocupada porque veía que dejaba de respirar, como si me ahogase, una sensación muy fea para quien lo escucha, más que para el que lo vive, que no se entera, al menos mientras duerme.

       

      He sido fumador, lo dejé hace tiempo por otra afección que tengo y por la insistencia de la familia, y, como digo, fue mi mujer la que me llevó casi empujándome al médico, porque yo, la verdad, siempre me resisto bastante. Pero ella es así, siempre mirando por los demás. Fuimos a nuestro médico de familia, me hizo algunas preguntas, me examinó, habló con mi mujer también, y al final me dio cita para el neumólogo. En el neumólogo también me hicieron un test, bueno, de nuevo casi más a mi mujer, y al final me mandó que acudiera a la unidad del sueño de la Fundación Jiménez Díaz, para que ingresara una noche y hacerme una prueba.

       

      Cuando llegas allí te lo explican todo con claridad. Antes de dormir te conectan sensores por todo el cuerpo, en la cabeza, en el pecho, en las piernas, y los conectan a esa máquina para hacerte una polisomnografía, creo que se llama. Así detectan cuántas paradas se producen, con qué frecuencia y todo eso. Te sientes un poco extraño al principio, pero si tienes sueño la verdad es que al final te olvidas y duermes. Por la mañana me dieron el alta, y de nuevo cita con el especialista.

       

      El neumólogo me confirmó que sí, que padecía apnea del sueño y me explicó que debía usar un dispositivo que se llama CPAP, uno de esos con mascarilla. Tuve que ir a una sesión en la misma Fundación Jiménez Díaz para que me explicaran cómo se utilizaba. Éramos un grupo de seis personas, aunque una de ellas ya era “experta” y nos habló un poco de su experiencia, llevaba ocho meses con ella. Nos explicaron, como digo, y nos dejaron también un rato a solas para que conciliáramos el sueño.

       

      En fin, este fue mi proceso en la unidad del sueño, cómo llegué hasta allí, cómo fue la noche y qué pasó después, para que pueda servir a los que tengáis que hacer lo mismo. En mi caso todo fue normal y lo hice tranquilo, pero bueno, mi carácter es un poco así, aunque las pruebas no son nada del otro mundo. 

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa