Informar de nuevo sobre las ventajas de las vacunas

  • ¡Inscríbete!
    • redpacientes
    • Que las vacunas son uno de los grandes avances de la historia de la medicina es una cuestión casi indudable. Han sido, son claves, en el retroceso de enfermedades como la viruela, desaparecida, o la poliomilelitis, a punto de desaparecer.


      Sin embargo, cada vez son más frecuentes los movimientos que se oponen a la vacunación de sus hijos. Y como se explica muy bien en este gran artículo de Agustín Zarco:

      A medida que aumenta el número de personas no vacunadas, la probabilidad de que comience un brote epidemiológico es mucho mayor. Al haber un brote, aumenta la probabilidad de que aún quienes estén vacunados contraigan la enfermedad, ya que las vacunas no son 100% efectivas por las mutaciones del virus, y muchas personas poseen deficiencias en su sistema inmune. Y esto sucedió con el sarampión: si bien la enfermedad se consideraba prácticamente erradicada de Estados Unidos en el año 2000, un brote en niños no vacunados durante el año 2014 se extendió atacando aún a niños que si habían recibido la vacuna triple viral, y hoy los casos han puesto en vilo a dicho país.

       

              

      [La imagen está tomada de uno de los post de Wicho, Microsiervos, sobre este tema, uno de los que tratan con frecuencia] 


      Como bien resumía hace tiempo esta noticia: "las tesis contrarias a la vacunación infantil se extendieron apoyadas en un artículo -que finalmente se demostró que fue un engaño- publicado en la revista The Lancet en 1998, en el que se vinculó la vacuna triple vírica (Sarampión, Paperas y Rubeola) con el autismo. Fruto de este estudio, las tasas de vacunación en Gran Bretaña descendieron a la vez que se incrementaron los casos de sarampión. Dos años después de la publicación del artículo, The Lancet retiró el trabajo de Wakefield por no ajustarse a la realidad. Meses más tarde, el British Medical Journal, tras publicar varios reportajes que desmontaban las conclusiones del médico británico, calificó el trabajo que asociaba la vacuna con el autismo como "un sofisticado fraude".


      Y en esas estamos, teniendo que fomentar ahora más que nunca la información veraz sobre las vacunas. ¿Qué opináis?

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa