¿Padecer lupus imposibilita a las mujeres a ser madres?

  • ¡Inscríbete!
    • Lupus
    • La doctora Paloma Vela se molestaba cada vez que a una joven con lupus le comentaban: «¡Olvídate de tener hijos!». Una recomendación muy generalizada entre las afectadas que acudían a su médico.«No hay derecho que a que de entrada les nieguen toda posibilidad», afirma.

       

      ¿Os ha sucedido ésto al plantearle a vuestro médico vuestro deseo de ser madres?

       

      La Dra. Vela, con su empeño y la colaboración de otros especialistas logró sacar adelante una consulta especializada en el Hospital General de Alicante, la única de referencia en la provincia aunque todavía esperan que Sanidad la acredite como tal, que está logrando llevar a término y con éxito embarazos de mujeres a las que les habían negado cualquier opción a tener descendencia. Han reducido la tasa de abortos al 15% frente a una media de una 50% de interrupciones en la gestación entre las mujeres que no tienen este tipo de seguimiento.

       

      La consulta comenzó a funcionar en el año 2008 ante la ausencia de servicios especializados a tratar esta patología entre mujeres que quieren formar una familia. Una enfermedad que, como bien reconocen afectadas y la doctora, se he hecho más popular por la famosa serie de televisión 'House'. Aún así, sigue siendo una gran desconocida.

      "Es una enfermedad autoinmune y sistémica porque puede afectar a cualquier órgano y forma parte de la especialidad de Reumatología. Corazón, pulmones, riñón, piel, sistema nervioso, sangre, intestigo, hígado, ojos... pueden verse afectados".

       

      A la doctora Vela le acompañan dos de sus pacientes y que han sido madres de un niño y de un niña que no llegan a los dos años de edad. Se llaman Gema y Cristina y tienen 34 y 35 años, respectivamente. «Me lo diagnosticaron a los 15 años. Soy de Zaragoza, me casé y vine hace cuatro años a Alicante. No me planteaba tener hijos porque desde el principio me dijeron que no», reconoce Gema, a quien le abrieron una esperanza en el hospital.

       

      «Lo daba por perdido y aunque aquí me lo pusieron un poco negro me estuvieron un año y pico preparando, con cambio de medicamentos y analíticas; me quedé a la primera». Y es que tenía un tiempo límite para quedarse embarazada, una vez la enfermedad estaba controlada y estabilizada tras cambiar los medicamentos potencialmente tóxicos, según el protocolo diseñado. «Iba todo muy bien, mi riñón funcionaba como nunca, hasta que al final del embarazo se complicó», recuerda. Ella y su pequeño salieron adelante sin problemas.

       

      «Son embarazos de alto riesgo. Hay un 'batiburrillo' de potenciales complicaciones; muchas veces no ocurre nada, pero tenemos que estar todos preparados», señala la especialista, quien también «entiende que algunos médicos les niegen la posibilidad porque cada caso trae verdaderos dolores de cabeza».

       

      Si os interesa el artículo, podéis seguir leyendo en este enlace: LaVerdad.es

       

       

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa