Qué debes saber sobre las resonancias magnéticas

  • ¡Inscríbete!
    • redpacientes
    • ¿Cuántos de vosotros habéis pasado por una resonancia magnética? Seguro que más de uno, y estaríamos encantados de conocer vuestras opiniones: para qué fue, qué habéis sentido, dónde os la hicieron...

       

      Como sabéis el uso de la resonancia es más o menos reciente, es una técnica que se practica desde inicios de los años ochenta, y sirve para obtener imágenes del organismo que sean útiles para el diagnóstico de enfermedades. Imágenes detalladas desde cualquier perspectiva que no pueden obtenerse con el uso de un TAC o una ecografía.

       

          

       

      Gracias a ello, el uso de esta técnica es frecuente a la hora de examinar las principales articulaciones del cuerpo, los problemas de la columna vertebral, como las hernias de disco, o los tejidos blandos de las extremidades. Pero también se aborda con ellas otras zonas como el tórax, el abdomen, el corazón o la cabeza. Detectar tumores, estudiar con detalle determinados órganos, comprobar el estado de los vasos sanguíneos... sus indicaciones son variadas y es posible usarla para dolencias como la esclerosis múltiple, la artritis o el cáncer de mama, entre otras muchas.

       

      La resonancia magnética es ya una técnica consolidada, solo por dolor lumbar se realizan cada año es España unas 960.000, y como quizás sepáis, también existe la opción de acudir a centros privados, contratando de manera online y pagando únicamente por el servicio recibido y en centros de calidad. Esa es la propuesta de Smartsalus con su servicio de RMN en Barcelona, a través de sus centros colaboradores, cuyos directores médicos evalúan los mismos uno a uno para comprobar que ofrecen los estándares de calidad y atención al cliente exigidos.

       

      Además, si ya habéis pasado por una resonancia, sabréis que la preparación antes de la misma es sencilla: dieta de unas seis horas antes, nada de objetos metálicos y paciencia durante la exploración, porque debes permanecer quieto, aunque siempre tienes un intercomunicador para sugerir cualquier cosa. En cuanto terminas, puedes marcharte a casa y hacer tu vida normal, porque como indican todas las instituciones y estudios, no se conocen riesgos importantes o efectos secundarios, y puede repetirse ya que no utiliza radiación. Solo, eso sí, está contraindicado en los pacientes con marcapasos y en las primeras semanas del embarazo.

       

      Ahora, como siempre, nos encantaría conocer vuestra opinión y vuestras experiencias.

       

      *Contenido ofrecido en colaboarción con Smartsalus

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa