Beneficios en adolescentes tras participar en un programa grupal para perder peso

  • ¡Inscríbete!
    • Obesidad
    • Cuatro meses de sesiones grupales semanales y clases de actividad física permitieron que un grupo de adolescentes con sobrepeso adelgazara y no volviera a engordar, reveló un estudio.

      Para los autores, los cambios (de entre 3,1 y 3,6 kilos en promedio) fueron "modestos", pero el programa es una de las pocas estrategias para adelgazar que demostró ser útil para los adolescentes.

      "No existe demasiada evidencia (de efectividad de estos programas) en este grupo etario", dijo Geoff Ball, director del Centro Pediátrico del Peso y la Salud de la Universidad de Alberta, Canadá, que no participó del estudio.

      Los adolescentes son un grupo difícil para adelgazar porque tienen más libertad que los niños en sus elecciones alimentarias y sus actividades.

      "Al mismo tiempo, no cuentan con la madurez cognitiva de los adultos, de modo que es más difícil que tomen decisiones positivas", indicó Elissa Jelalian, coautora del estudio de la Universidad Brown, de Providence, Rhode Island.

      De modo que el equipo de Jelalian diseñó un programa para adelgazar orientado a los adolescentes y controló a los participantes durante dos años para comprobar su efectividad.

      El programa incluyó 16 reuniones grupales semanales, en las que 118 adolescentes obesos aprendieron cómo comer adecuadamente, hacer ejercicio y cómo tomar decisiones saludables.

      Los adolescentes debían consumir 1.400-1.600 calorías diarias y realizar por lo menos 30 minutos diarios de ejercicio.

      Una vez por semana, los adolescentes, de entre 13 y 16 años, también participaron de un programa de actividad física. La mitad del grupo hizo clases aeróbicas, mientras que el resto se involucró en actividades de aventura con desafíos mentales y físicos.

      Al inicio del estudio, los adolescentes pesaban unos 85 kilos. A los cuatro meses, pesaban 82 kilos los que habían realizado ejercicio aeróbico y 81 kilos los que habían realizado los desafíos.

      A los dos años del estudio, y más de un año y medio después de la finalización del programa, el peso de los participantes había aumentado levemente, pero algunos de ellos estaban más altos. Las diferencias del índice de masa corporal se mantuvieron estables, según publica Pediatrics.

      Aunque los adolescentes siguieron con sobrepeso, las mejorías fueron las que se observan con las intervenciones para ayudar a adelgazar a las personas obesas, según dijo Ball. "Las personas pueden querer adelgazar como en The Biggest Loser, pero no siempre lo logran", finalizó.

      Fuente:

      http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_126950.html

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa