Uno de los principales efectos adversos de la prostatectomía en hombres es la incontinencia urinaria

  • ¡Inscríbete!
    • Incontinencia Urinaria
    • Uno de cada 20 hombres a los que se les extirpa la glándula prostática necesitaría una segunda operación para controlar la disfunción urinaria.

      Un estudio de Canadá sobre más de 25.000 hombres con una prostatectomía reveló también que la cantidad de cirugías por incontinencia urinaria se duplican entre los cinco y 15 años posteriores a la primera operación.

      "El riesgo de incontinencia sigue y seguirá aumentando en los sobrevivientes del cáncer", dijo el autor principal del estudio, el doctor Robert Nam, de la Universidad de Toronto.

      El estudio, publicado en Journal of Urology, es el primero que sugiere que la incontinencia urinaria sería una complicación en el largo plazo luego de la cirugía prostática.

      "Los médicos deberían conversar con los pacientes sobre el riesgo de tener que realizar una segunda cirugía para controlar la incontinencia", dijo Nam, quien agregó que los médicos deben estar más atentos a los trastornos urinarios que pueden existir hasta 15 años después de la operación.

      La Sociedad Estadounidense de Oncología estima que en el 2012 se diagnosticarán 241.000 nuevos casos de cáncer prostático en Estados Unidos y morirán unos 28.000 hombres por la enfermedad.

      Uno de los principales efectos adversos de la prostatectomía es la incontinencia. Los problemas urinarios ocurren porque en la cirugía se dañan ciertos nervios y músculos.

      Según la Fundación del Cáncer de Próstata, un cuarto de los hombres padecen pérdidas urinarias frecuentes o falta de control de la vejiga, por lo que deben empezar a utilizar pañales a los seis meses de la prostatectomía. A los tres años, los utiliza menos del 10 por ciento.

      Sin embargo, el nuevo estudio sugiere que los problemas de incontinencia persisten. El equipo de Nam revisó la información de los hospitales y los registros oncológicos de 25.346 hombres tratados con una prostatectomía radical entre 1993 y el 2006.

      Casi el 5 por ciento había necesitado cirugías posteriores por la incontinencia. Y la cantidad casi se duplicó en el tiempo: del 2,6 por ciento a los cinco años de la prostatectomía al 4,8 por ciento a partir de los 15 años de la operación.

      Si la prostatectomía era a partir de los 60 años, se duplicaba el riesgo de necesitar una cirugía por incontinencia. En el 15 por ciento de los participantes que recibieron radioterapia después de la extirpación prostática, la posibilidad de necesitar una cirugía por incontinencia era un 50 por ciento mayor que en los que no habían recibido radioterapia.

      La experiencia del cirujano a cargo de la prostatectomía también influyó en el riesgo de necesitar una cirugía de vejiga. Los pacientes de cirujanos con más de 48 prostatectomías por año eran un 50 por ciento menos propensos a necesitar una cirugía por incontinencia que los pacientes de los cirujanos que extirpaban menos próstatas por año.

      Los resultados confirman la importancia de elegir cirujanos y hospitales con gran experiencia en el tratamiento del cáncer prostático, según explicó el doctor Peter Scardino, cirujano de Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, y que no participó del estudio.

      "Sugiere que el riesgo de necesitar una nueva operación sería mayor que lo que pensábamos", dijo Scardino a Reuters Health.

      La noticia completa en este enlace:

      http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_126926.html

    • Necesitas registrarte y suscribirte a esta enfermedad para poder leer y escribir comentarios
  • Únete a redpacientes y participa