Enfermedad De Crohn Enfermedad de Crohn

Es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria que afecta por lo regular a los intestinos, pero puede ocurrir en cualquier parte desde la boca hasta el extremo del recto (ano). Algo peculiar de esta enfermedad es que suele ser segmentaria, es decir, las porciones de intestino afectadas están separadas entre sí por zonas de intestino normal.

Al hablar de enfermedad inflamatoria intestinal, se habla de una serie de enfermedades que, como el nombre indica, afectan al intestino en alguno de sus tramos, inflamándolo de manera crónica. Concretamente, las enfermedades a las que normalmente nos referimos son dos: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Hay un tercer grupo de pacientes, que padecen una enfermedad que reúne características de las otras dos y que se llama colitis indeterminada.

La enfermedad de Crohn es una enfermedad crónica de origen desconocido que quizás tiene un componente autoinmune en la cual el sistema inmunitario del individuo ataca su propio intestino produciendo inflamación.

Una inflamación es un proceso médico en el que una parte del cuerpo, por alguna causa, se llena de glóbulos blancos y otras células, que fabrican sustancias que producen hinchazón, calor, aumento de la congestión de la sangre y otros cambios. Frecuentemente la parte afectada es el íleon o tramo final del intestino delgado, aunque la enfermedad puede aparecer en cualquier lugar del tracto digestivo (desde la boca hasta el extremo del recto (ano)).

Fue descrita por primera vez por Giovanni Battista Morgagni (1682-1771). En 1932 la información fue publicada otra vez por el médico del hospital Mount Sinai de Nueva York,Burrill Bernard Crohn y del apellido proviene el nombre más conocido de la enfermedad. A veces puede encontrarse bajo el nombre de enteritis regional o de colitis granulomatosa.

1. ¿Qué tengo?

1.1 Definición

Puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años
El origen exacto de la enfermedad es desconocido, pero se sabe de factores de carácter genético y ambiental que aumentan el riesgo de padecerla (se da con mayor frecuencia en pacientes con antepasados hebreos). Varios estudios han asociado la enfermedad a variantes genéticas, entre otras un gen del cromosoma 16, pero no es una enfermedad hereditaria en sentido estricto.

En cualquier caso, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la colitis indeterminada se parecen porque son cuadros intestinales que cursan de manera crónica, no tienen tendencia a la curación y producen una inflamación generalmente recidivante (que aparece y desaparece) en parte del sistema digestivo de los pacientes. Sin embargo, entre ellas hay también grandes diferencias.

Fuentes de información (enlace al punto 2.3. Fuentes de información)

1.1.1 Clasificación

Desde el año 2006, se acepta la llamada clasificación de Montreal, que clasifica a los pacientes en función de la edad de comienzo, localización de la enfermedad y comportamiento de esta.

  • En cuanto a la edad de comienzo, se ditinguen los tipos
    • A1: menos de 16 años.
    • A2: de 16 a 40.
    • A3: más de 40.
  • En cuanto a la localización,
    • L1: íleon y quizás zonas vecinas del ciego.
    • L2: colon sólo.
    • L3: suma de L1 y L2.
    • Además, se añade "+L4" en caso de que el paciente tenga afectada la parte alta del tubo digestivo (esófago, estómago, duodeno, yeyuno o íleon proximal).
    • En cuanto al comportamiento, definimos:
      • B1: tipo inflamatorio, predominan las manifestaciones de inflamación.
      • B2: tipo estenosante, predominan las estenosis (trastorno caracterizado por una constricción o estrechamiento de un orificio o conducto de una estructura corporal) o estrecheces en el tubo digestivo.
      • B3: tipo perforante, predominan las fístulas y fisuras.
      • En cualquier caso, si hay afectación de la región anal, se añade "+P".

Así, una persona que comienza con la enfermedad a los 30 años, tiene afectado el colon y el esófago, y tiene un patrón con estrecheces de intestino y, además, fístulas en el ano, tiene patrón A2,L2+L4,B2+p.

Dependiendo del lugar de la inflamación se clasifica el Crohn en:

  • Ileocolitis, es la forma más común y afecta la parte inferior del intestino delgado (íleon) y el intestino grueso (colon).
  • Enteritis de Crohn, afecta al intestino delgado en general.
  • Ileítis, que afecta al íleon o porción final del intestino delgado.
  • Enfermedad de Crohn gastroduodenal, que causa inflamación en el estómago y la primera parte del intestino delgado, denominada duodeno.
  • Yeyunoileítis, que ocasiona parches de inflamación desiguales en la mitad superior del intestino delgado (yeyuno).
  • Colitis de Crohn (granulomatosa que afecta al colon.

Fuentes de información (enlace al punto 2.3. Fuentes de información)

1.1.2 ¿Cómo aparece?

La enfermedad se caracteriza por períodos de actividad (brotes) e inactividad (remisión). Estos períodos varían según los pacientes, en algunos la remisión dura años; sin embargo en otros se pueden producir brotes continuos. Las fases de remisión se caracterizan por la ausencia de síntomas, mientras en las fases de actividad se presentan mayoritariamente dolores abdominales, diarrea, vómitos, obstrucciones, fiebre, pérdida de apetito y peso.

Fuentes de información (enlace al punto 2.3. Fuentes de información)

1.1.2 ¿Cómo aparece?

La enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años y los factores de riesgo abarcan los siguientes aspectos

  • Tener antecedentes familiares que padezcan o hayan padecido la enfermedad de Crohn
  • Tener un origen judío
  • Tabaquismo


1.2 Causas

Aunque la causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce, la afección está ligada a un problema con la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.

Normalmente, el sistema inmunitario ayuda a proteger al cuerpo, pero en pacientes con la enfermedad de Crohn y otros tipos de enfermedad intestinal inflamatoria, el sistema inmunitario no puede establecer la diferencia entre el tejido corporal normal y las sustancias extrañas. El resultado es una respuesta inmunitaria hiperactiva que lleva a una inflamación crónica, denominada trastorno autoinmunitario.

Las personas con enfermedad de Crohn tienen inflamación continua (crónica) del tracto gastrointestinal. Esta enfermedad puede ocurrir en cualquier área del tubo digestivo y puede haber parches de tejido sano entre las áreas afectadas. La inflamación continua lleva al engrosamiento de la pared intestinal.

Existen cinco tipos diferentes de enfermedad de Crohn, dependiendo de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. La enfermedad de Crohn puede comprometer el intestino delgado, el intestino grueso, el recto o la boca.

Los genes de una persona y los factores ambientales parecen jugar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Crohn ya que el cuerpo puede estar reaccionando en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.

1.3 Síntomas

Los pacientes con enfermedad de Crohn pueden tener síntomas muy variables. Unos pocos no sufren casi molestias, otros pocos tienen molestias graves y continuas, y la mayoría se encuentra entre uno y otro extremo, con síntomas que aparecen y desaparecen, mejorando generalmente con el tratamiento.

Dependiendo de dónde esté localizada la enfermedad, los síntomas pueden variar.

  • Las personas con afectación del intestino delgado, la más común, tienen sobre todo diarrea, dolor abdominal y lo que se llama síntomas generales: debilidad, pérdida de peso, falta de apetito. En el caso de la afectación del colon, va a predominar la diarrea, a veces con sangre.
  • También el tipo de enfermedad determina los síntomas. Los pacientes que tienen síntomas inflamatorios suelen tener más dolor y diarrea, mientras que los que tienen síntomas de estenosis o estrechez, tienen más dolor, e incluso pueden presentar obstrucción intestinal.

Es importante recordar que la enfermedad de Crohn puede afectar al ano, produciendo lesiones de tipo fístula, absceso o úlcera, con sus correspondientes molestias.


En cada paciente se pueden añadir otros síntomas, como los dependientes de la anemia (debilidad, palidez de las manifestaciones extraintestinales (dolores articulares, lesiones en la piel) o muchos otros síntomas digestivos (vómitos, por ejemplo).


Los niños con Crohn pueden sufrir retrasos en el rendimiento escolar, en el desarrollo sexual y en el crecimiento.


A continuación mostramos un listado con los principales síntomas de la enfermedad de Crohn:

  • Dolor abdominal (área del vientre) con cólicos
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Inapetencia
  • Dolor con las deposiciones
  • Diarrea acuosa y persistente
  • Pérdida de peso involuntaria

Otros síntomas pueden abarcar:


  • Estreñimiento
  • Inflamación de los ojos
  • Fístulas (generalmente alrededor del área rectal que pueden causar drenaje de pus, moco o heces)
  • Dolor articular
  • Inflamación del hígado
  • Úlceras bucales
  • Sangrado rectal y sangre en las heces
  • Protuberancias o llagas (úlceras) en la piel
  • Encías inflamadas

1.4 Diagnóstico

El diagnóstico de sospecha inicial puede hacerlo el médico de cabecera gracias al historial clínico y al examen físico, que puede revelar sensibilidad o una masa abdominal, erupción cutánea, articulaciones inflamadas o úlceras bucales.

Aunque existen una serie de exámenes que permiten diagnosticar la enfermedad de Crohn:

  • Enema opaco: Es el procedimiento de introducir líquidos en el recto y el colon a través del ano. Los enemas pueden llevarse a cabo por razones médicas (como tratamiento del estreñimiento) y como parte de terapias alternativas o tradicionales. El tiempo en el cual hace efecto el enema suele ser de entre 15 y 20 minutos (puede variar en cada individuo). Determinados enemas con fines terapéuticos pueden requerir varias horas de retención del enema. También sirve para exámenes radiológicos

  • Colonoscopia: Es un examen interno del colon (intestino grueso empleando un instrumento llamado colonoscopio.

  • Tomografía computarizada del abdomen.

  • Endoscopia: Un endoscopio es un dispositivo médico que consiste en una cámara montada sobre un tubo flexible, a través del cual se pueden usar pequeños instrumentos para tomar muestras de tejidos sospechosos. En una endoscopia gastrointestinal (tubo digestivo este dispositivo se inserta a través de la boca o el ano. Cuando se trata de otras áreas, se hacen incisiones pequeñas. Una sonda de ultrasonido se puede agregar a un endoscopio gastrointestinal, lo cual se denomina ultrasonido endoscópico. Dependiendo del área de interés, este dispositivo también se puede pasar a través de la boca o el ano.

  • Imágenes por resonancia magnética del abdomen.

  • Sigmoidoscopia con enteroscopia.

  • Radiografías del tránsito del intestino delgado: Tras la aplicación de un enema opaco o la ingestión de papilla de bario, según la zona que se quiera estudiar, se pondrá de manifiesto la extensión de las lesiones, las posibles estenosis (estrechamientos pólipos, etc. Es muy reveladora para los enfermos de Crohn.

  • Tránsito esofagogastroduodenal.

Se puede realizar un coprocultivo, que es un examen de laboratorio para encontrar organismos en las heces (materia fecal) que puedan causar enfermedad y síntomas gastrointestinales, para descartar otras causas posibles de los síntomas.


Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

  • Albúmina.
  • Proteína C reactiva.
  • Tasa de sedimentación eritrocítica.
  • Grasa fecal.
  • Hemoglobina.
  • Pruebas de la función hepática.
  • Conteo de glóbulos blancos.

Dos post interesantes publicados en el grupo de enfermedad de Crohn son:


1.5 Enfermedades asociadas

La enfermedad de Crohn tiene una serie de enfermedades que suelen aparecer de forma simultanea y son las siguientes:

  • Anemia
  • Cálculos renales
  • Insuficiencia renal
  • Cálculos de vesícula
  • Osteoporosis y ostemalacia
  • Inflamación de las articulaciones: artritis
  • Cáncer
  • Enfermedades de la piel
  • Enfermedades de los ojos
  • Enfermedades del hígado
  • Amiloidosis

Algunas noticias interesantes que podéis encontrar en el grupo de Enfermedad de Crohn son las siguientes:

2. ¿Qué hago ahora?

2.1 Tratamientos

Hoy por hoy, la enfermedad de Crohn no es curable, pero sí controlable, y la mayoría de las personas pueden hacer una vida normal. El tratamiento de la enfermedad de Crohn depende de:

  • dónde está localizada la enfermedad
  • qué tan grave es la enfermedad
  • qué problemas el paciente ya padece a causa de la enfermedad
  • qué tratamientos el paciente ha recibido en el pasado

El objetivo del tratamiento es evitar nuevos brotes o reducir la duración de los que surgen, ayudar con la inflamación, corregir los problemas nutricionales y aliviar síntomas como dolor abdominal, diarrea y sangrado rectal.

Existen tres frentes de tratamiento; tomar unas medidas generales, tratamiento farmacológico y tratamiento quirúrgico.


2.1.1 Medidas generales
2.1.1.1 Dieta

No se ha demostrado que alguna dieta mejore o empeore los síntomas en la enfermedad de Crohn, ni se ha identificado ningún componente de la dieta que sea nocivo ni que determine la aparición de un brote. Los problemas de alimentos específicos pueden variar de una persona a otra.

La dieta debe de ser completa y equilibrada. Es importante que obtengas suficientes calorías, proteínas y nutrientes esenciales de una variedad de grupos de alimentos.

Ciertos tipos de alimentos pueden empeorar la diarrea y síntomas de gases. El problema es más probable durante períodos cuando los síntomas están presentes. Los posibles cambios que puedes hacer a tu dieta comprenden:

  • Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
  • Beber mucha agua (consumo frecuente de cantidades pequeñas a lo largo del día).
  • Evitar los alimentos ricos en fibra (salvado, frijoles, nueces, semillas y palomitas de maíz).
  • Evitar los alimentos grasos, grasosos o fritos y las salsas (mantequilla, margarina y crema espesa).
  • Si tu cuerpo no digiere bien los productos lácteos, redúcelos. Prueba con quesos bajos en lactosa, como el queso suizo y Cheddar, y un producto enzimático, como Lactaid, para ayudar a descomponer la lactosa.
  • Evita los alimentos que sabes que te causan gases, como legumbres, alimentos picantes, repollo, brócoli, coliflor, frutas y jugos de frutas crudas (sobre todo cítricos).

En la fase aguda, se aconseja una dieta sin lácteos y pobre en residuos.

Los déficits nutricionales, provocados por las diarreas frecuentes, la malabsorción de nutrientes, etc. hacen que sea muy importante diseñar un programa dietético personal, que combine los alimentos que cada enfermo tolere mejor con los suplementos orales que necesite.

Los antidiarreicos que te puede proporcionar tu médico suelen aliviar los síntomas.

2.1.1.2 Estrés

Es muy importante evitar el estrés y el exceso de trabajo. Es indispensable descansar y dormir lo suficiente, respetando las horas de sueño.

El enfermo de Crohn o de Colitis Ulcerosa nunca debe ingerir medicamentos que no le haya prescrito el médico, ni siquiera un analgésico, ya que son muchos los fármacos que pueden desestabilizar la flora intestinal, algo especialmente importante en un aparato digestivo tan sensible como el tuyo.

Fuentes de información (enlace al punto 2.3. Fuentes de información)

2.1.2 Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico sigue siendo la base e incluye diversas familias de fármacos.

En principio, hay que distinguir dos fases en el tratamiento con medicamentos: el tratamiento de los brotes y el de mantenimiento.

En el tratamiento que se sigue durante un brote agudo de la enfermedad, tendrán un papel preponderante los corticoides, debido a su actividad antiinflamatoria y a su capacidad para frenar la respuesta inmunológica.

Sin embargo, en el tratamiento de mantenimiento se usarán otros medicamentos, entre ellos los del grupo aminosalicilatos (5-ASA). Son medicamentos que ayudan a controlar la inflamación de leve a moderada. Algunas formas de estos medicamentos se toman por vía oral, mientras que otras se deben administrar por vía rectal.

Los glucocorticoides se suelen emplear en los brotes agudos, y los inmunosupresores como la azatioprina, la mercaptopurina o el metotrexato, para mantener el efecto a largo plazo calmando la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Los antibióticos se pueden prescribir para los abscesos o fístulas.

Últimamente se han desarrollado las llamadas terapias biológicas, que se utilizan para tratar pacientes con enfermedad de Crohn grave que no responden a ningún otro tipo de medicamento. Los medicamentos en este grupo abarcan Infliximab (Remicade adalimumab (Humira certolizumab (Cimzia) y natalizumab (Tysabri).

En ocasiones, es necesario tomar ciertos medicamentos para aliviar los síntomas, como pueden ser las resinas tipo colestiramina o colestipol, para reabsorber la bilis que el intestino no es capaz de eliminar. También a veces se emplean antidiarreicos (siempre con vigilancia médica). No hay que olvidar el apoyo psicológico que estos pacientes necesitan a veces.

Medicamentos como el ácido acetilsalicílico (aspirina el ibuprofeno o el naproxeno pueden empeorar los síntomas.


2.1.3 Tratamiento quirúrgico

Se calcula que en torno a un 70% de los enfermos de Crohn deberán someterse al menos a una intervención a lo largo de su vida. Si los medicamentos no funcionan, se puede necesitar un tipo de cirugía llamada resección del intestino para extirpar una parte dañada o enferma del intestino o para drenar un absceso. Sin embargo, extirpar la porción afectada del intestino no cura la enfermedad, ya que en la mayoría de los casos la inflamación reaparece cerca del lugar de la cirugía.

Los pacientes con enfermedad de Crohn que no responden a los medicamentos pueden necesitar cirugía, especialmente cuando hay complicaciones tales como:

  • Sangrado (hemorragia)
  • Retraso en el crecimiento (en niños)
  • Fístulas (conexiones anormales entre los intestinos y otra área del cuerpo)
  • Infecciones (abscesos)
  • Estrechamiento (estenosis) del intestino

Algunos pacientes pueden necesitar cirugía para extirpar todo el intestino grueso (colon) con o sin el recto, esto se hace con una operación llamada colectomía. Si se quita todo el colon, en general es necesario el uso de un estoma. Consiste en crear una salida, o estoma, también llamada ostomía que comunica el intestino con el exterior. El paciente coloca una bolsita sobre el orificio para recolectar desechos y la vacía según sea necesario.

El uso de antinflamatorios puede retrasar la recurrencia de la inflamación.Y hay casos en que los pacientes han durado hasta más de 15 años sin síntomas.


2.1.4 Tratamiento alternativo dietético

Los tratamientos denominados alternativos basan por lo general sus afirmaciones en casos aislados y no siguen el método científico. Es necesario tomar con mucho cuidado las afirmaciones acerca del control de la enfermedad de Crohn o de cualquier otra enfermedad por medio de dietas. Es cierto que algunas de ellas pueden aliviar considerablemente los síntomas de la enfermedad de Crohn, pero ninguna ha demostrado que consiga lograr remisiones prolongadas.

Ciertos productos, al margen de los medicamentos, han demostrado tener cierta eficacia. Son el caso de los probióticos y el aminoácido llamado L-glutamina, principal carburante del intestino delgado. Además, la ingesta de ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6) ayudarán a restaurar la mucosa intestinal.

Sin embargo, es preciso apuntar que no hay estudios excesivamente concluyentes al respecto y que generalmente, estas dietas sólo consiguen disminuir la intensidad de la enfermedad de Crohn y patologías similares. De todas formas, en el caso de la enfermedad de Crohn se suele recomendar a los pacientes que eviten los alimentos que les produzcan molestias. Más concretamente, si hay estrecheces intestinales, no se debe tomar demasiada fibra.


3. ¿Hay otros como yo?

3.1 Prevalencia

Del 25 al 30% de los casos se da antes de los 20 años. En España, la enfermedad a partir de los años 70, ha ido aumentando de un modo acelerado, coincidiendo con una fuerte subida del nivel de vida. Se dice que es una enfermedad del mundo desarrollado. Según las últimas investigaciones, la incidencia de la Colitis Ulcerosa en España se ha duplicado o triplicado mientras la incidencia de la enfermedad de Crohn se ha multiplicado por 10. 

Se piensa que en toda España puede haber unos 50.000 pacientes, con ligero predominio de la Colitis Ulcerosa. Esto produce una carga grande para la Sanidad Española, y hace necesario que el conocimiento de la enfermedad no sólo se limite a los especialistas, sino que se amplíe a los propios pacientes

Es una enfermedad que por lo general, afecta a personas jóvenes. Existe en niños, y es típico diagnosticarlas entre los 20 y los 40 años de edad, pero también se pueden dar en otras fases de la vida.

La enfermedad de Crohn tiende a afectar por igual a personas de ambos sexos, aunque algunos grupos como las personas de raza negra, blanca y los judíos de origen europeo, se diagnostican con más frecuencia que los asiáticos e hispanos.

Se sabe de factores de carácter genético, hasta un 20 por ciento de las personas con enfermedad de Crohn tienen un pariente con la enfermedad u otra enfermedad inflamatoria del intestino y de factores ambientales que aumentan el riesgo de padecerla. Varios estudios han asociado la enfermedad a un gen del cromosoma 16.

3.2 Casos como el tuyo

Compartir las experiencias, vivencias, miedos e inquietudes que despierta la enfermedad de Crohn en los pacientes y familiares, es un aspecto que consideramos importante en redpacientes, porque ayuda a otros miembros a sentirse identificados y a conocer mejor aspectos de esta dolencia. Por eso, hemos creado la sección "Casos como el tuyodonde nuestros miembros pueden explicar su historia, su evolución, etc. en definitiva, su convivencia con la enfermedad de Crohn.

Algunos de los casos que podéis leer en esta sección:

  • EC: Otro casoCuando empecé medicina sabía que no iba a ser un camino de rosas, especialmente el primer año. Por eso, finalizado el curso tenía mil planes, que como os imagináis tuve que aplazar. Día a día iba perdiendo peso, cada vez encontrándome más débil hasta que finalmente tuve que ingresar en el hospital...  El diagnóstico no se hizo esperar tras someterme a la colonoscopia.

  • Vivir con una ileostomia con CrohnHace 13 años que me pusieron una ileostomia y el dia a dia es dificil, me costo mucho encontrar un dispositivo con el que me encontrara agusto, osea sin fugas...

  • Mi querido CrohnA los que estáis pasando por una mala racha os pido que no os desanimeis y que lucheis siempre, que a esta enfermedad se le consigue ganar las partidas luchando y siendo siempre positivos. Y sobretodo teniendo un buen médico al lado.


  • Cuando me diagnosticaron Crohn:  La verdad no quería ir al hospital porque no quería que me confirmaran lo que yo ya sospechaba, que tenía crohn y que iba a tener que estar con pastillas toda la vida. El mundo se me vino abajo.

Y muchos más casos como el tuyo, que podéis leer, aquí. ¿Quieres compartir tu historia con nosotros? Es sencillo, únete a redpacientes y cuéntanos.

3.3 Asociaciones de pacientes

¿Quieres conocer nuestro apartado de asociaciones? ¿Formas parte de alguna asociación o te gustaría formar parte de una? Entra y ponte al día en nuestra sección Asociaciones. En ella encontrarás la más cercana a tu lugar de residencia y estarás al tanto de las actividades que desarrollan.

image

En redpacientes dedicamos una atención especial a conocer más estas organizaciones. Según el último estudio realizado en 2009 existían unas 700 asociaciones de pacientes en España. La mayoría de tamaño pequeño, menos de 200 personas.

Además, la mayor parte de quienes trabajan en ellas son voluntarios; y la fuente de financiación proviene de las cuotas, de las subvenciones y, en menor medida, de las donaciones privadas.

Sus labores abarcan cuatro grandes campos:

  • Apoyo: sin duda, la más primaria de las funciones. Sentirse escuchado, comprendido, encontrarse entre iguales, desahogarse, respaldarse, verse útil… son aspectos que, por muy básica que sea la asociación, siempre aportará.
  • Información: tanto de manera personalizada, o a través de la organización de cursos, jornadas, eventos, conferencias; o bien con la publicación de guías, páginas web… la tarea de informar es una de las razones de ser de cualquier asociación. Una tarea dirigida tanto a los propios miembros (sean pacientes, familiares, allegados) como a la sociedad en general, aunque en este caso la información se convierte en divulgación (en solitario o en conjunto con otra institución) y, en determinados momentos, también pueda transformarse en reivindicación.
  • Asesoramiento: aspectos laborales, jurídicos en general, sociales, asistenciales… la necesidad de respuestas a determinados problemas concretos que se generan en cada enfermedad puede ser articulada a través de la experiencia de los distintos miembros que sufren los mismos casos. Quizás esta labor dependa bastante del tamaño y los recursos de la asociación, pero aunque no sea de una manera formal, el mero hecho de ser un grupo propicia esta clase de función.
  • Promoción: una labor que necesita ya cierta infraestructura, tiempo y dinero, es decir, influencia, es aquella del impulso en el estudio de la enfermedad, bien sea ejerciendo como grupo de presión, colaborando con otras instituciones, promoviendo campañas para recaudar fondos…

4. Más información

En redpacientes queremos ofrecerte la mejor información sobre tu enfermedad y por eso hemos recopilado varios documentos y enlaces de interés. Además, también nos fijamos en los actos y congresos sobre tu enfermedad que pueden interesarte, y en cómo utilizan Internet otros pacientes.

Webs de interés:












Última modificación - 2014-05-06 15:05:01