Fibromialgia Fibromialgia

La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). Es un síndrome reumático crónico, no inflamatorio, que afecta a las partes blandas del aparato locomotor. Fue descubierto en 1904 por Sir William Gowers, quién lo denominó fibrositis, y está caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos).

La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son. Tiene una evolución variable, causa desconocida y con frecuencia va asociada a otras patologías (fibromialgia concomitante llegando a afectar a las esferas biológica, psicológica y social del paciente, aunque no acorta la esperanza de vida del mismo.

1. ¿Qué tengo?

1.1 Definición

Las personas afectadas por esta dolencia es probable que sigan toda su vida teniendo una mayor susceptibilidad al dolor. Sin embargo la intensidad de su sintomatología varía en el transcurso del tiempo, e incluso en el 30-40% de los casos disminuye, a veces llegando a ser casi imperceptible.

Es una dolencia que afecta más a las mujeres y que tiene mayor incidencia en la población de edad media.

1.2 Causas

No se conoce la causa de esta alteración, pero se piensa que hay muchos factores implicados. Hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente y en otras comienza después de procesos identificables, como puede ser una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, etc. En otros casos aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida (artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.).

Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino que lo que probablemente hacen es despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos.

Se han detectado en el sistema nervioso de personas con fibromialgia, niveles bajos de algunas sustancias importantes en la regulación del dolor (particularmente la serotonina) y asimismo se ha detectado un incremento de una sustancia productora de dolor (sustancia P) que parecen tener relación con la enfermedad.



1.3 Síntomas

El principal síntoma que presentan los pacientes afectados por fibromialgia es un dolor difuso que afecta a una gran parte del cuerpo. Puede comenzar de forma generalizada o en un área determinada como el cuello, el hombro, la columna lumbar, etc. y desde ahí extenderse. El dolor se acompaña frecuentemente de rigidez articular matutina, parestesias en manos y pies (hormigueo, adormecimiento fatigabilidad-astenia (sensación generalizada de debilidad física y psíquica) y alteraciones del sueño. A veces pueden presentarse espasmos musculares, cefaleas, alteraciones de la concentración o memoria y clínica compatible con colon irritable.

Con frecuencia estos síntomas varían en relación con la hora del día, el nivel de actividad, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés.

Se ha observado que las personas que padecen fibromialgia tienen una mala tolerancia al esfuerzo. El 90% presentan cansancio que se mantiene casi todo el día. Este cansancio es parecido al que se presenta en el síndrome de fatiga crónica, que a su vez tiene síntomas similares a los de la fibromialgia, por lo que pueden ser variaciones de una misma enfermedad.

El 70-80% de los pacientes con fibromialgia tienen trastornos del sueño. Otros síntomas son, ansiedad y depresión (25% dolores en la menstruación y sequedad en la boca y los ojos.

  • Cansancio: 81,4
  • Empeoramiento con el frío: 79,3
  • Rigidez matutina > 15 minutos: 77,0
  • Trastornos del sueño: 74,6
  • Parestesias: 62,8
  • Cefaleas fronto-occipitales: 52,8
  • Ansiedad: 47,8
  • Dismenorrea (antecedentes): 40,6
  • Síndrome seco (síntomas): 35,8
  • Antecedentes de depresión: 31,5
  • Colon irritable: 29,6
  • Urgencia miccional: 26,3
  • Fenómeno de Raynaud: 16,7

* Proporción de pacientes con fibromialgia que presentan el síntoma. Modificado de Wolfe

1.4 Diagnóstico

Realizar un diagnóstico correcto de la fibromialgia puede ser una tarea compleja, ya que casi todos sus síntomas son comunes a otras alteraciones y además no tiene una causa conocida. Es corriente que antes de que se llegue al diagnóstico definitivo, se haya acudido a diferentes médicos de diversas especialidades (digestivo, corazón, psiquiatría...).

Para que la fibromialgia pueda ser diagnosticada, el paciente ha de presentar de forma conjunta dos hechos:

1. Una historia de dolor crónico generalizado durante, al menos, tres meses. Se considera dolor generalizado cuando se presenta en el lado derecho e izquierdo del cuerpo, por encima y por debajo de la cintura (cuatro cuadrantes corporales). Además debe existir dolor en el esqueleto axial -columna cervical, dorsal y lumbar- y pared torácica anterior. Por tanto, se cumplen las condiciones de dolor generalizado si existe dolor en alguna región del esqueleto axial y en, al menos, tres de los cuatro cuadrantes corporales o, excepcionalmente, sólo dos si se trata de cuadrantes opuestos respecto a los dos ejes de división corporal.

2. Dolor a la presión de, al menos, 11 de los 18 puntos (nueve pares) que corresponden a áreas muy sensibles para estímulos mecánicos, es decir, con bajo umbral para el dolor mecánico.

fibromialgia

Actualmente se están llevando a cabo distintas investigaciones a nivel mundial, para encontrar pruebas objetivas que ayuden al diagnóstico de la fibromialgia. Sin embargo, por el momento no hay ninguna de aplicación clínica.

Las pruebas médicas, tales como los análisis y las radiografías que se realizan, sirven fundamentalmente para descartar otras enfermedades que se puedan asociar a la fibromialgia. En cuanto a los métodos de diagnóstico más modernos, como la resonancia magnética o la tomografía computerizada (TC) no son necesarios una vez que el médico conoce la enfermedad y los elementos necesarios para su diagnóstico.

Para poder realizar un diagnóstico es conveniente:

  • Aunar todos los datos subjetivos relativos a un paciente (factores psicológicos y psiquiátricos que comprenden antecedentes familiares y personales, signos y síntomas que experimenta en su enfermedad, experiencias y, en particular, recuerdos, que se usan para analizar su situación clínica.
  • Realizar una exploración física, tanto para confirmar la fibromialgia como para descartar otras enfermedades.

1.5 Enfermedades asociadas

Las enfermedades que pueden coexistir con el síndrome fibromiálgico o compartir manifestaciones clínicas del mismo se muestran a continuación en la siguiente tabla.

2. ¿Qué hago ahora?

2.1 Tratamiento

La enfermedad no tiene un tratamiento definitivo. Las medidas que se aconsejan van dirigidas a mejorar la calidad de vida, la capacidad de afrontar los síntomas y el bienestar psicológico, que constituyen en realidad un tratamiento sintomático.

Se proponen diferentes terapias que son eficaces si se aplican de forma conjunta y coordinada, aunque no todos los enfermos tienen la misma evolución ni presentan la misma complejidad. Han de aplicarse en las siguientes cuatro áreas:

2.1.1 Educacional/social

El paciente y su familia deben ser informados desde el principio sobre las características del síndrome y conocer la realidad de la terapia. Se deberá asimismo aconsejar al entorno familiar del paciente la rectificación o modificación de hábitos cotidianos que pudieran afectar a la fibromialgia, incluyendo las sobrecargas físicas o psicológicas o los factores que promueven la desesperanza y la conducta de enfermo. 

Leer más sobre ¿Cómo influye emocionalmente el ambiente familiar en los pacientes con fibromialgia? 

2.1.2 Farmacológica

No existen fármacos específicos para la fibromialgia, por ello el tratamiento a seguir debe ir dirigido hacia dos objetivos: el control del dolor y el control de otros síntomas.

2.1.2.1 Control del dolor

Para controlar el dolor generalizado se usan analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares, antidepresivos y ansiolíticos.

Los analgésicos y antinflamatorios, que tan eficaces resultan en el dolor agudo, no funcionan tan bien en el dolor crónico de la fibromialgia, aunque son útiles en muchos pacientes. Existen analgésicos más potentes, denominados opiáceos, que pueden ser empleados en la fibromialgia, siempre que los recomiende un médico experto en su empleo. Otros fármacos, como los anticonvulsivantes y los antidepresivos también pueden disminuir el dolor


Los fármacos con estudios que han demostrado eficacia son los siguientes:


FÁRMACOSDÓSIS (mg/día)EFECTO
Amitriptilina (antidepresivo tricíclico)10-75Aumenta los niveles de noradrenalina y serotonina, aliviando los síntomas de la depresión y de otros trastornos nerviosos.
Tramadol50-400Produce analgesia. Actúa reduciendo los efectos de las endorfinas (moléculas que intervienen en la transmisión del dolor) que se encuentran en el cerebro y en la columna vertebral.
ISRSc (antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina: Fluoxetina, Paroxetina, Sertralina y Citalopram)10-40Eleva las concentraciones de serotonina a nivel cerebral, aliviando los síntomas de la depresión.
Ciclobenzaprina10-30Relajante muscular (estructuralmente muy parecido a la amitriptilina) y depresor del sistema nervioso central.
Ibuprofeno400-2.400Posee propiedades analgésicas, antiinflamatorias.

El paracetamol se emplea en dos de cada tres enfermos aunque tiene poca efectividad. Su dosis oscila entre 1-4g diarios, evitando aumentarla para evitar la toxicidad. Debe utilizarse exclusivamente cuando el dolor es de origen osteoarticular y durante periodos cortos de tiempo.

Los medicamentos que ayudan a conservar la serotonina en el sistema por más tiempo, una vez ha sido segregada por el cerebro, se conocen con el nombre de Inhibidores selectivos de la recaptacíon de serotonina, son relativamente nuevos y se suelen reservar para aquellos pacientes con fibromialgia que tambien padecen depresión.

Para disminuir el dolor de la fibromialgia también se usan medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), entre los que se encuentran la aspirina y el ibuprofeno.


Medicamento (nombre comercial)Principio ActivoExcipienteFabricanteCategoríaEfectos terapéuticos
Lyrica®Pregabalina
25 mg/1cásps 75 mg/1cásps 150 mg/1cásps 300 mg/1cásps
Lactosa, almidón de maiz y otros
Pfizer
Antidepresivo tricíclico
-Disminución del dolor. -Reducción de la ansiedad.

Tryptizol ®Amitriptilina10 mg/1cáps25 mg/1cáps 50 mg/1cáps75 mg/1cápsLactosa hidratada y almidón de maiz.Merck Sharp & Dohme (MSD)Antidepresivo tricíclico-Mejora de la calidad de sueño.-Reducción de la rigidez matutina.-Alivio del dolor.
Yurelax ®Ciclobenzaprina hidrocloruroEstearato magnésico, talco, celulosa microcristalina-Icn Ibérica S.A. -Meda Pharma S.A.Relajante muscular-Miorelajante.-Mejora la fatiga, la depresión y el número de puntos gatillo
Tramadol cinfa®Tramadol clorhidrato 50 mg cápsulasHidrógeno fosfato de calcio anhidro, cápsula de gelatina y otros.Laboratorios cinfa S.A.Analgésico de acción central-Calma el dolor
Adofen®Fluoxetina hidrocloruroAlmidón de maiz, manitol, sorbitol y otros.Brainpharma Grupo FerrerISRSc-Mejora la fatiga, la calidad del sueño y la depresión.
Luramon®Fluoxetina hidrocloruroAlmidón pregelatinizado sin gluten y dimeticona.Industria química y farmacéutica VIR, S.A.ISRSc-Mejora la fatiga, la calidad del sueño y la depresión
Prozac®1. Fluoxetina hidrocloruro 2. Solución oral 20 mg/5 mlGlicerol, sacarosa y otros.Dista S.A.E.ISRSc-Mejora la fatiga, la calidad del sueño y la depresión.
Xeristar (Ariclaim, Cymbalta, Duxetin, Yentreve)Duloxetina 30 mg/1cáps 60 mg/1cápsPropilenglicol, sacarosa y otros.Eli Lilly and CompanyISRSc-Mejora la fatiga, la calidad del sueño y la depresión

2.1.2.1 Control de otros síntomas

Para controlar otros síntomas: trastornos del sueño, astenia-fatigabilidad, alteración del estado de ánimo y disautonomía.

  • Trastornos del sueño: Antes de iniciar una ayuda farmacológica para mejorar la calidad del sueño, se deben intentar medidas higiénicas como la abstención de cafeína en las horas previas, realizar ejercicios aeróbicos durante el día, baños calientes antes de acostarse, temperatura confortable y silencio en el dormitorio, y técnicas de relajación muscular progresiva.Los agentes farmacológicos más utilizados son los antidepresivos tricíclicos, los antihistamínicos, los hipnóticos no benzodiacepínicos y las benzodiacepinas.
  • Fatigabilidad-Astenia: Los antidepresivos tricíclicos parecen ser los medicamentos más efectivos.
  • Alteraciones del estado de ánimo: En algunos casos con sintomatología depresiva asociada puede ser efectivo añadir al tratamiento un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS tipo fluoxetina o paroxetina u otros, a dosis de 20-40 mg/día. También ayuda a disminuir el dolor.
  • Varios medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia. Muchos de estos medicamentos se toman antes de acostarse y ayudan a disminuir el dolor y mejoran su sueño.

    Es imprescindible individualizar el tratamiento en cada caso, buscar el fármaco o la combinación más adecuada, introducir los tratamientos progresivamente y explicar con claridad al paciente lo que se espera de ellos, ya que muchos de estos medicamentos tienen un perfil de efectos secundarios elevado y, además, los pacientes con fibromialgia manifiestan con mucha frecuencia intolerancias farmacológicas múltiples.

    2.1.3 Rehabilitadora y física

    El tratamiento debe ser individualizado y adaptado al paciente, ya que varía en función del grado y manifestación clínica de cada caso. El tratamiento requiere una participación activa del paciente, es sintomático y se basa fundamentalmente en disminuir la hipertonía muscular y conseguir relajación para paliar el dolor miotendinoso. Interesa actuar de forma concomitante sobre factores de sobrecarga, eliminando la sobreexposición a factores exógenos como el frío, la humedad y la sobrecarga posicional. Algunos métodos fisioterpéuticos utilizados son: Termoterapia, ejercicio físico aeróbico supervisado, fototerapia, crioterapia, ultrasonidos, masoterapia, TENS de baja frecuencia...

    2.1.3 Rehabilitadora y física

    Existe un amplio consenso en considerar que los factores psicológicos desempeñan un importante papel tanto en el inicio como en el mantenimiento de la fibromialgia. Por tanto, el tratamiento psicológico del dolor crónico, y en particular de la fibromialgia, debe incluir en sus objetivos básicos la modificación de las conductas.

    3. ¿Hay otros como yo?

    3.1 Prevalencia

    La fibromialgia es frecuente en España, la padece aproximadamente del 2% al 6% de la población general, con claro predominio en el sexo femenino, ya que entre el 85% y el 94% de los casos se dan en mujeres.

    La prevalencia calculada en la población española, utilizando los criterios de clasificación del American College of Rheumatology (ACR está estimada para los varones en un 0,2%, frente a un 4,2% en las mujeres, lo que supone una relación mujer:varón de 21:1.

    En cuanto a la distribución en grupos de edad, la fibromialgia aparece en todos los grupos etarios, teniendo una prevalencia del 2,4% de la población general mayor de 20 años, encontrándose un pico de prevalencia entre los 40 y 49 años (4,9% y siendo relativamente infrecuente antes de los 40 años y en personas que superan los 80 años de edad. En números absolutos, esto supone unos 700.000 pacientes afectados por la fibromialgia en nuestro país, diagnosticándose cada año cerca de 120.000 casos de fibromialgia.

    Figura 1. Frecuencia relativa de la fibromialgia en la población española adulta, por grupos de edad. (fuente: Estudio EPISER 2000, Sociedad Española de reumatología)

    fibromialgia

    En el medio urbano, la prevalencia global de la fibromialgia es del 1.71%. Este porcentaje se incrementa considerablemente en el medio rural, hasta un 4,11%.

    Los determinantes más importantes para la presencia de fibromialgia en la población española son, por este orden: ser mujer, tener otras enfermedades crónicas y vivir en un medio rural.

    Ocupa el 15% de las consultas de reumatología y del 5 al 10% de las consultas de atención primaria.

    La fibromialgia afecta en Estados Unidos aproximadamente a 10 millones de personas y tiene una estimación del 3-6% a nivel mundial.

    3.2 Casos como el tuyo

    Compartir las experiencias, vivencias, miedos e inquietudes que despierta la fibromialgia en los pacientes y familiares, es un aspecto que consideramos importante en redpacientes. Esto ayuda a otros miembros a sentirse identificados y a conocer mejor aspectos de esta dolencia. Por eso, hemos creado la sección "Casos como el tuyodonde nuestros miembros pueden explicar su historia, su evolución, etc. en definitiva, su convivencia con la fibromialgia.

    Algunos de los casos que podéis leer en esta sección:

    • Una enfermedad silenciosa y muy dolorosaHace un año recién me diagnosticaron fibromilagia, y hasta ahora sigo en la lucha, buscando los medicamentos que me ayuden a soportar el dolor, y que me permita volver a trabajar.

    • Hay vida después de la fibromialgiaHace tiempo hablando con una persona muy querida, le decía que no me acordaba lo que era sentirse bien, que no recordaba que se sentía estar sin dolor las 24 hrs del día, me miro con mucha compasión y cariño, pero finalmente sé que no podía imaginar siquiera lo que es vivir así.


    • Sobre míAsisto a programas de ejercicios, trato estar en actividades lo más que pueda porque si no hago nada me duele más...

    • Kaly: Todos los días me levanto sabiendo que será doloroso pero no imposible, me pongo metas todos los días y me felicito cuando las consigo.

    • Hola, soy de ArgentinaEspero poder sentirme un poco mejor con el tiempo, porque al día de hoy estoy muy dolorida y comienzo a sentirme sin fuerzas de nada. Además siento que mi familia no entiende bien todo lo que es ésta enfermedad; espero lo comprendan. 

    Y muchos más casos como el tuyo, que podéis leer, aquí¿Quieres compartir tu historia con nosotros? Es sencillo, únete a redpacientes y cuéntanos.

    3.3 Asociaciones

    ¿Quieres conocer nuestro apartado de asociaciones? ¿Formas parte de alguna asociación o te gustaría formar parte de una? Entra y ponte al día en nuestra sección Asociaciones. En ella encontrarás la más cercana a tu lugar de residencia y estarás al tanto de las actividades que desarrollan.

    image


    En redpacientes dedicamos una atención especial a conocer más estas organizaciones. Según el último estudio realizado en 2009 existían unas 700 asociaciones de pacientes en España. La mayoría de tamaño pequeño, menos de 200 personas.

    Además, la mayor parte de quienes trabajan en ellas son voluntarios; y la fuente de financiación proviene de las cuotas, de las subvenciones y, en menor medida, de las donaciones privadas.

    Sus labores abarcan cuatro grandes campos:

    • Apoyo: sin duda, la más primaria de las funciones. Sentirse escuchado, comprendido, encontrarse entre iguales, desahogarse, respaldarse, verse útil… son aspectos que, por muy básica que sea la asociación, siempre aportará.
    • Información: tanto de manera personalizada, o a través de la organización de cursos, jornadas, eventos, conferencias; o bien con la publicación de guías, páginas web… la tarea de informar es una de las razones de ser de cualquier asociación. Una tarea dirigida tanto a los propios miembros (sean pacientes, familiares, allegados) como a la sociedad en general, aunque en este caso la información se convierte en divulgación (en solitario o en conjunto con otra institución) y, en determinados momentos, también pueda transformarse en reivindicación.
    • Asesoramiento: aspectos laborales, jurídicos en general, sociales, asistenciales… la necesidad de respuestas a determinados problemas concretos que se generan en cada enfermedad puede ser articulada a través de la experiencia de los distintos miembros que sufren los mismos casos. Quizás esta labor dependa bastante del tamaño y los recursos de la asociación, pero aunque no sea de una manera formal, el mero hecho de ser un grupo propicia esta clase de función.
    • Promoción: una labor que necesita ya cierta infraestructura, tiempo y dinero, es decir, influencia, es aquella del impulso en el estudio de la enfermedad, bien sea ejerciendo como grupo de presión, colaborando con otras instituciones, promoviendo campañas para recaudar fondos…

    4. Más información

    En redpacientes queremos ofrecerte la mejor información sobre tu enfermedad y por eso hemos recopilado varios documentos y enlaces de interés. Además, también nos fijamos en los actos y congresos sobre tu enfermedad que pueden interesarte, y en cómo utilizan Internet otros pacientes.


    Webs y documentos de interés:





    • Fibromialgia. Documento elaborado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad 

    Artículos científicos:



    Última modificación - 2014-04-11 18:34:29